lunes, 25 de enero de 2010

Síntesis... una ofrenda



Contigo aprendí,
a vivir, a volar,
a no fingir.

Cambiaste mi forma de ser. 
Aprendí a usar pausas y silencios.
A mirar con tus ojos.

A poner las letras en los lugares precisos,
a usar puntos y comas.
A leer sin dobles lecturas.

Amar mi vida y no buscar en el otro,
lo que hay en mi, lo que ya tenía.
A dar sin pedir  algo a cambio.
Y a conjugar el verbo amar.

Eres poesía, encanto y alegría,
Eres un son solidario,
que llena el alma de alegorías.

   Quiero retribuir a tu gran corazón,
        y regalarte esta poesía, 
que es toda mi pasión.

No hay comentarios: