lunes, 24 de mayo de 2010

Abolición de mis ganas de ti

No soy tu dueña , 
no me arruinarás la vida,
tengo mucho por vivir.
Es el último pitillo que me fumo,
me liberé de ti.

Dejo mi alma libre, 
limpio mi cuerpo.
Un camino recorrido  con dependencias y 
Pulmones raídos.

Por que yo lo decidí tú camino termina aquí, 
mi aíre limpio entrará.
Mi mente y mi cuerpo, libres están.
Hoy doy paso a mi vida sin ti, soy libre por fin.



1 comentario:

Mariela Marianetti dijo...

En realidad, cuando lo leì, pensè que era un poma de amor a un hombre con adiòs incluido, ahora sè que es un poema de amor a uno mismo para librarse de ese mal que se nos lleva la vida de a poco, en cada pitada.

Un bello mensaje.

Un gusto pasar.

Cordiales saludos